Charlas conmigo misma: Mirando hacia atrás sin ira

Esperanza Mena

Siempre miramos al pasado, a veces con nostalgia y otras con rabia.

(Esperanza Mena) Yo lo hago con pena, pues visto lo visto, cualquier tiempo pasado fue mejor. La vida me parece un maremágnum de cosas contradictorias y situaciones a veces imposibles de entender.

Será que como soy mayor  no entiendo nada, pero creo que hemos perdido muchas cosas: no existe ya el respeto a los mayores y carecemos de caridad humana. Solo hay que ver los telediarios o mirar las redes sociales para darse cuenta de que no hay humanidad, que preferimos la muerte de personas antes que de los animales.

¿Qué le pasa al mundo? Parece que todo esta al revés.  ¿No hay ni un político digno al que le preocupe el pueblo más que su bolsillo? Me niego a creerlo; pero estoy segura de que, si entra uno, ya se encargarán los otros de echarlo.

Esta vida de tanto progreso, sin duda se ha llevado lo mejor de las personas. Ya casi no parecemos humanos. Y la justicia brilla por su ausencia (en muchos casos). Me enferma ver tanta maldad acumulada en este mundo que es sin duda maravilloso si lo dejamos ser.

MAREMÁGNUN

La vida me parece un maremágnum,
igual que un manantial omnipresente
cada cual caminando a su destino;
no importa el pasado ni el presente.

Olvidamos el encanto del silencio,
no escuchamos el sonido de la brisa
ni miramos el fulgor de las estrellas
y la luna ya no importa con las prisas.

La Ciudad con sus luces de neòn,
nos impide contemplar las cosas bellas
su ruido sin cesar, atronador,
parece que te envuelve, que te lleva.

Caminando yo pregunto al tiempo.
¿Por qué tanta prisa y tanto olvido?
Y el tiempo me responde, ¡Es el progreso!
Que destruye todo lo vivido.