¿Cómo cuidar la estética bucal?

La estética bucal es importante a nivel psicosocial, pues limita enormemente la interacción social. Existen diferentes tipos de tratamientos para mejorar el aspecto de los dientes, entre los que se encuentran el blanqueamiento dental, permitiendo lucir una sonrisa ideal.

Si bien es importante la estética bucal, pues permite que el individuo tenga una interacción social desinhibida y sin preocuparse por cómo lucen sus dientes mientras sonríe o habla, gozar de una salud bucodental mejora la calidad de vida.

¿Qué prácticas odontológicas mejoran una sonrisa?

El blog dentista INVISALIGN informa acerca de las diferentes prácticas odontológicas que se llevan a cabo en la actualidad para mejorar la estética bucal. La colocación de ortodoncia es una de las alternativas que tiene el paciente en la actualidad para mejorar el aspecto de su boca. Justamente, la ortodoncia en Salamanca ofrece materiales de calidad y a un buen precio, alcanzando los objetivos soñados en el menor tiempo posible.

La ortodoncia se encarga de corregir diferentes tipos de mal posiciones dentarias además de las alteraciones óseas de la mandíbula y el maxilar. Por ejemplo, una mala oclusión, tratada a tiempo, no solamente mejora significativamente la estética bucal, sino que además reduce el dolor que puede ocasionar a posteriori.

Existen diferentes tipos de ortodoncia, la invisible, la lingual y la Damon, las cuales se adaptan perfectamente a la necesidad que tenga cada paciente. La decisión se tomará de manera conjunta con el profesional, quien además aconsejará acerca de sus ventajas y desventajas, teniendo en cuenta la deformidad que presente el individuo.

Salud es igual a belleza

Sin duda alguna, una boca saludable es sinónimo de una sonrisa espléndida, por lo tanto, se deben tomar las medidas necesarias si lo que se busca es mejorar su estética. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que para evitar el deterioro dental, lo ideal es mantener una concentración baja de fluoruro en la cavidad bucal.

Asimismo, el individuo debe llevar a cabo una correcta higiene de su boca a diario, agregando el hilo dental al cepillado, para asegurarse de quitar cualquier clase de restos de comida entre sus dientes. De este modo, se consigue una limpieza integral y se mantiene una boca saludable, libre de inconvenientes o patologías bucodentales.

Otro de los factores de riesgo que pueden generar deterioro dental son los alimentos ricos en azúcares además del tabaquismo y la mala alimentación. Lo ideal es alimentarse correctamente, sustituyendo a las bebidas azúcares y gasificadas por agua, incluso con las comidas.

En definitiva, mantener los cuidados necesarios y concurrir de manera periódica al odontólogo permite llegar a la tercera edad con piezas dentales sanas y evitar el uso de prótesis. La cavidad bucodental, más allá de una cuestión estética, permite que el proceso de digestión se realice de manera correcta. La masticación, resulta fundamental para que los alimentos sean deglutidos fácilmente, por lo tanto, cada una de las piezas dentarias resultan ser imprescindibles para que el proceso digestivo sea realmente el adecuado.

Print Friendly, PDF & Email
loading...