Marketing digital 2018: es el momento de empezar

Es hora de mirar las tendencias que marcarán el marketing digital el año que entra.

Aunque para algunos puede ser algo pronto, ya que aún falta semanas para la llegada de 2018, no está de más echar un vistazo a las tendencias que determinarán si una campaña de marketing online funcionará o no. Es un hecho que se trata de algo en cambio constante, con nuevas oportunidades, formatos y canales en los que desarrollar estrategias. Además, incluso las costumbres de los clientes cambian, y lo hacen a un ritmo cada vez mayor. Por eso, es un buen momento para aprovechar al máximo las oportunidades que se presentan, y que toda agencia marketing online tiene que saber interpretar.

Los datos, el petróleo moderno

La información es poder. Y si esta sentencia era cierta hace décadas, hoy con el mundo digital lo es todavía más. El número de dispositivos conectados va en aumento, y el Big Data es una fuente de información de gran valor. De hecho, mientras estás leyendo esto estás generando una cantidad de datos mucho más grande de la que te puedes imaginar.

Por el momento, la cantidad de datos que se analizan es prácticamente nula. Pero la tendencia empieza a cambiar, y se convertirá muy pronto en una herramienta fundamental para el marketing. Con los datos de los que se dispone se pueden crear modelos de predicción sobre el consumo, que algunas marcas ya empiezan a explotar.

Posicionamiento en buscadores por órdenes de voz

Cada vez hay más usuarios que no escriben en su navegador, sino que hacen búsquedas por comandos de voz. Esto lleva a que el posicionamiento tenga que adaptarse a la forma en la que las personas hablan, que es diferente a cómo escriben.

Las keywords long tail seguirán siendo tendencia, pero tendrás que buscar las expresiones semánticas más cercanas a las que se harían en una conversación. La ayuda de una agencia SEO puede ser fundamental para desarrollar tu estrategia.

Estrategias adaptadas a pantallas de móviles

Más de la mitad de las búsquedas se hacen desde un terminal de bolsillo. Esto obliga a que los contenidos y las campañas de marketing se tengan que adaptar a estos tamaños y su forma de navegar. Un banner que ocupe toda la pantalla es molesto siempre, pero si es en un smartphone lo es todavía más. De hecho, Google penaliza duramente este tipo de anuncios, y lo hará aún más en 2018, ya que tendrá como referencia el modo en el que se ven las páginas en el móvil, por encima de los equipos de escritorio.

El posicionamiento web SEO avanza de forma irremediable hacia una experiencia móvil más agradable. Y el marketing online tiene que ajustarse a esta misma tendencia porque será la pauta a corto plazo.

Contenido, contenido, contenido

Los contenidos siguen siendo los reyes del marketing digital. Aunque la tendencia en las búsquedas cambie de forma significativa, está claro que el usuario quiere algo que le interese. Por ello, hay que continuar ofreciendo contenido de gran calidad, más allá de escribir artículos llenos de palabras de relleno.

En 2018 se verá cómo páginas con contenidos cortos, pero muy buenos, aparecen por delante de otras que tengan textos de miles de palabras. ¿Por qué? Porque los robots cada vez son más listos, y pueden identificar si un texto es bueno, aunque sea corto, y si nos podíamos haber enrollado menos para decir lo mismo.

Robots conversacionales

Igual no te has dado cuenta, pero los chatbots se extienden como la pólvora. Cada vez son más naturales y algunos empiezan a “engañar” a la audiencia dando respuestas coherentes y de calidad a sus preguntas. En 2018 estos seguirán aumentando en número y se convertirán en un gran aliado para una campaña de marketing digital. Es una forma de prestar servicio las 24 horas, todos los días, en tiempo real y de forma muy significativa.

Hay muchas otras tendencias de marketing para el año que entra. Aunque estas son una buena forma de evaluar cómo está tu estrategia. Si necesitas ayuda, busca una agencia de marketing online Madrid que pueda desarrollar un plan capaz de afrontar los desafíos que trae el futuro. Un futuro que ya está aquí, por cierto.