Santacana y Galindo con tres medallas esquí alpino Canadá

medallas paralimpicos

JON SANTACANA Y MIGUEL GALINDO REGRESAN CON TRES MEDALLAS DEL MUNDIAL DE ESQUÍ ALPINO DE CANADÁ

El Equipo Paralímpico Español que participó en el Campeonato del Mundo de Esquí Alpino en Panorama (Canadá) entre el 4 y el 10 de marzo, regresó a España con un botín de tres medallas, una de plata y dos de bronce, todas ellas conseguidas por Jon Santacana y Miguel Galindo. El otro esquiador español con discapacidad visual, Gabriel Gorce, y su guía, Arnau Ferrer, rozaron el podio en varias ocasiones pero finalmente no lograron metales.

El vasco Jon Santacana y su deportista de apoyo, el aragonés Miguel Galindo, fueron de menos a más a lo largo de la competición. Aunque no pudieron revalidar los títulos mundiales de descenso y supergigante en las jornadas iniciales —en el primero fueron descalificados por un problema reglamentario con el material y en el otro terminaron cuartos (1’25″46) a 6 décimas del bronce—, sí lograron subir al podio en las tres competiciones restantes.

La primera de las medallas la ganaron en la prueba supercombinada. Pese a terminar sextos en la primera manga, la de supergigante, con 1’20″93 y a 2″03 del líder, el ruso Iván Frantsev, en el eslalon protagonizaron una rapidísima bajada que les valió para alzarse con la medalla de bronce, con un tiempo total de 2’03″32. El oro se lo llevó el eslovaco Miroslav Haraus (1’59″81) y la plata el ruso Iván Frantsev (2’01″35).

Al día siguiente, el esquiador con discapacidad visual y su guía conquistaron la medalla de plata en la prueba de eslalon gigante. Pese a encabezar la carrera tras la primera manga con un tiempo de 1’06″56, el ruso Valery Redkozubov remontó las 33 centésimas de diferencia en la segunda hasta hacerse con el título, con un crono acumulado de 2’09″28 frente a los 2’09″88 de la pareja española. El podio lo completó el checo Patrik Hetmer (2’11″71).

En el eslalon especial que puso punto y final a este Campeonato del Mundo, Santacana y Galindo realizaron dos mangas muy competitivas y consiguieron adjudicarse otra medalla de bronce (1’53″05). Este evento, marcado por las complicadas condiciones de la pista que provocaron 53 caídas, abandonos y descalificaciones entre el centenar de participantes, concluyó de nuevo con victoria en esta categoría del ruso Redkozubov (1’47″71), seguido por el eslovaco Haraus (1’48″90).

No tuvo tanta suerte, en cambio, la otra pareja española en la competición, formada por los catalanes Gabriel Gorce y Arnau Ferrer. Sus mejores resultados fueron los quintos puestos en descenso (1’35″73), supergigante (1’26″50) y gigante (2’13″84). Destaca también su buena actuación en la primera manga de la supercombinada, en la que fueron igualmente quintos (1’20″87), aunque el eslalon de la segunda manga y el de la última jornada se les atragantaron y no pudieron finalizarlos.

Los dos esquiadores con discapacidad visual y sus guías recibieron en Canadá la visita del presidente de la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC), Ángel Luis Gómez. Además, estuvieron acompañados por el seleccionador nacional, Mario Sánchez, el entrenador Javier Gutiérrez, el fisioterapeuta Guillermo Aladrén y el skiman Marcos Argüelles.