Luis Guerrero, candidato del PSOE a la Alcaldía de Alhaurín el Grande

Con la presentación de los avales la agrupación socialista de Alhaurín el Grande ha culminado el proceso de elección de su candidatura. El concejal en el Ayuntamiento alhaurino y diputado provincial, Luis Guerrero, será el candidato del PSOE en las próximas elecciones de 2019.

(Nota Prensa PSOE Alh Grande) Con el aval del portavoz y secretario general, Luis Miguel Molina; las concejalas Marina Maldonado y Susana Peña, miembro también de la ejecutiva provincial socialista; y de Miguel de la Rosa Naranjo, presidente de la agrupación y ex alcalde alhaurino, el ya candidato se reunió ayer con la ejecutiva local para iniciar la carrera hacia la alcaldía.

“Como candidato del PSOE a la Alcaldía de Alhaurín el Grande, primero quiero expresar mi profundo agradecimiento a los compañeros y compañeras de la agrupación por depositar su confianza en mí para liderar un gobierno del cambio en nuestro municipio”, explicó el concejal y candidato.

“Trabajo y dedicación plena están aseguradas. Doy el paso al frente con toda humildad. Estos tres años como concejal de Alhaurín el Grande me dan la experiencia política y personal para afrontar este reto”, manifestó Guerrero.

Luis Guerrero confesó que sus “raíces alhaurinas, de abuelos y padres que tuvieron que irse del pueblo a buscarse la vida en el litoral, alimentan mi compromiso por la igualdad de oportunidades, por luchar para que cada cual pueda desarrollar su vida en igualdad. Aquí, en este gran pueblo”. “La historia de mi familia es la historia de muchas familias alhaurinas de ayer pero también de hoy: la emigración, la búsqueda de trabajo fuera del pueblo porque la costa es más rica”, ha dicho.

Las líneas básicas del proyecto que quiere construir con las y los alhaurinos es “colectivo, dialogante y serio”. “Este gran pueblo debe dar oportunidades a los jóvenes, que nadie tenga que irse, a los 2.300 personas desempleadas del municipio, a las mujeres que tan duramente sufren la crisis. Debe atraer y fomentar las inversiones en construcción y los servicios, como el turismo. Esto es fundamental”, desgranó.

“Alhaurín debe vivir una regeneración política y una renovación generacional, fomentar los valores para una convivencia democrática. Debe garantizar la diversidad y la pluralidad”, aseguró Guerrero, para el que el futuro del pueblo depende de una ambición: convertirse en el municipio más importante del Valle del Guadalhorce. “Alhaurín debe ser un referente en la provincia de Málaga”, ha subrayado.

“Este pueblo es grande por su espíritu emprendedor, el amor a su identidad, a su cultura y a la cultura. Somos el pueblo más dinámico en participación cultural. El ayuntamiento debe liderar un gran salto cultural, romper las hechuras y ser muy ambicioso en sus ideas”, ha concluido.