Bendodo: “El Parque Nacional de la Sierra de las Nieves es el broche que le faltaba a Málaga”

 

  • El presidente provincial celebra la declaración y advierte de que con voluntad política “se pueden sacar adelante todos los proyectos”
  • Considera fundamental esta designación como una vía más para la luchar contra la despoblación de los pueblos de interior

(Nota Prensa PP) El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, ha asegurado hoy que la declaración como Parque Nacional de la Sierra de las Nieves es “el broche que le faltaba a Málaga para convertirse, definitivamente, en uno de los mejores lugares del mundo para vivir”. “Lo tenemos todo, ya incluso un Parque Nacional”, ha subrayado.

Así se ha expresado durante la clausura del Ágora Rural, órgano del PP que reúne a alcaldes y portavoces de municipios menores de 20.000 habitantes y que hoy se ha dado cita en Ojén para abordar esta declaración y otros asuntos de interés que afectan a los pequeños y medianos municipios de la provincia. Durante la reunión, también han intervenido la secretaria general del PP de Málaga, Patricia Navarro, y el presidente de este organismo, José Antonio Víquez.

Bendodo considera que todos los malagueños “estamos de enhorabuena porque ahora nuestra provincia es un referente en naturaleza y riqueza ambiental” y porque la Sierra de las Nieves “entre a formar parte de la nómina de parques nacionales, con todo lo que ello implica”.

“Estamos hablando no sólo de un reconocimiento medioambiental de primer orden, sino de una excelente noticia para los municipios que forman parte de la zona de influencia de este recién declarado Parque Nacional”, ha destacado Bendodo, que ha hecho extensiva su enhorabuena, en este sentido, a los vecinos de Alozaina, Casarabonela, El Burgo, Guaro, Istán, Monda, Ojén, Ronda, Tolox, Parauta y Yunquera.

Al respecto, se ha mostrado convencido de que la declaración va a suponer un revulsivo económico para estos once municipios, “que a partir de ahora van a ver recompensado tanto esfuerzo y respeto al medio ambiente que han desarrollado durante décadas, lo que ha supuesto muchos sacrificios y límites en su crecimiento”.

“Creyeron en el enorme valor del entorno en el que se encuentran y ese reconocimiento por fin ha llegado”, ha celebrado el presidente de los populares malagueños, que ha añadido que la declaración de Parque Nacional también va a tener su impacto en un turismo rural y de interior “que no para de crecer, con más de un millón de visitantes el año pasado al interior de la provincia”.

Precisamente, por todas las ventajas que conlleva una catalogación de este tipo, Bendodo ha reiterado el compromiso de los populares de que, una vez que se haga efectiva la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional, propondrán la extensión de la declaración para que incluya la zona de Sierra Bermeja

 

Voluntad política

Por otra parte, el dirigente popular ha afirmado que la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional “es el mejor ejemplo de que cuando existe voluntad política se pueden sacar adelante todos los proyectos”. Ha agradecido, en este punto, la implicación de los ayuntamientos de la zona, y la colaboración y entrega que ha existido en todo momento por parte del Gobierno central y de la Junta de Andalucía.

“Creo que cuestiones tan importantes como esta deberían contar siempre con el mismo clima de colaboración, es una cuestión de voluntad”, ha recalcado el dirigente popular.

Por último, Bendodo ha argumentado que esta declaración se convierte en fundamental desde el punto de vista de la lucha contra la despoblación de los pueblos de interior. “Esto ha sido un espaldarazo para esta causa, para lograr que los municipios de la zona encuentren ejes de crecimiento y de creación de riqueza y empleo, clave para fijar la población y que nadie tenga que renunciar a vivir en su pueblo por falta de oportunidades”.

“Málaga, que ya lo tenía casi todo, cuenta ahora con su broche, con su propio Parque Nacional, y eso es motivo de orgullo para todos”, ha concluido el presidente del PP malagueño.