¿Qué ventajas tiene ir a un psicólogo?

Consultar con un psicólogo no es reconocer una derrota. Es tomar una decisión que puede ayudar de verdad a mejorar tu vida.

 Para mucha gente la idea de pedir ayuda psicológica es de todo menos fácil. Hay quien tiene la sensación de que nadie le puede ayudar, y que sus problemas tienen que solucionarse personalmente.

Otros son de la opinión de que un psicólogo solo está indicado para quienes tienen problemas mentales, y ellos no los tienen. También están los que se resisten a acudir a una consulta porque sienten que es como darse por vencidos. Y finalmente, los que piensan que el dinero que cuesta un psicólogo es demasiado alto para los resultados que proporciona.

En realidad, todos estos tipos de personas parten de una idea equivocada, en especial la de que su situación no se arregla yendo a terapia. Un buen profesional siempre ofrecerá beneficios, tanto emocionales como incluso físicos. Veamos algunos de ellos de la mano de Hernández Psicólogos Málaga.

Control de la situación y las emociones

A menudo, nos resistimos a hablar de lo que nos pasa por miedo a que se nos juzgue. Por ello, nos lo guardamos todo dentro y tratamos de hacer que nadie lo note. Sin embargo, no hablar de algo no lo elimina. Y de hecho lo único que conseguiremos es que todo vaya a peor. Hasta el punto de sentir que estamos perdiendo en control y llegar a estallar en el peor momento.

Un psicólogo te escucha sin tener una idea preconcebida de ti. No te va a decir lo que tienes que hacer ni te va a apremiar para que tomes una decisión. Solo te guiará para que consigas tomar tus decisiones y empezar a controlar la situación.

Herramientas productivas

Uno de los motivos por los que no somos capaces de controlar nuestras emociones a menudo es la carencia de medios de los que disponemos. O el hecho de que los problemas nos nublan la visión y no nos damos cuenta de que tenemos la solución mucho más cerca de lo que pensamos. El psicólogo te ayudará a utilizar y desarrollar las herramientas que hacen falta para enfrentarte a una situación, siempre desde tu interior.

Se puede comparar al profesional en este sentido con un entrenador. La persona a la que entrena cuenta con los recursos necesarios para destacar. El entrenador se limita a potenciarlos y enseñarle a manejarlos adecuadamente.

Tiempo que dedicas a ti

A veces, lo único que hace falta es tener un rato para dejarlo todo a un lado y dedicarte solo a ti. Una cita con el psicólogo, incluso cuando se trata de una sesión de psicologia online, te aporta justo ese momento. Puedes aparcar la rutina diaria, los problemas y cualquier situación que te entrega y hacer que alguien te escuche y conozca a medida que lo vas haciendo tú también.

Muchas veces, lo único que se necesita es eso. Parar un momento y mirar dentro de uno mismo para comprender mejor cómo somos. El autoconocimiento es uno de los recursos más potentes que existen, porque nos ayuda a ver cuáles son nuestros puntos fuertes y en qué debemos mejorar aprovechando esas fortalezas.

Autosuficiencia

Uno de los objetivos de todo buen psicólogo es que la persona a la que atiende se haga más fuerte. De hecho, hará todo lo posible por evitar que se convierta en alguien que dependa de las sesiones para continuar. La idea de que una vez que entras en la consulta no volverás a salir es totalmente errónea, porque no hay nada más satisfactorio para un profesional de la psicología que ver cómo somos capaces de marcar nuestro rumbo.